“Siempre he pensado
que demasiado es justo lo suficiente”

September 3 2021

Art Show at Old Town Gallery Cafe
@7:00pm

 

Jose Luis Franco Lozada, best known as Luis Franco was born in Xico, Veracruz, Mexico. He put expressed his interest in graphic art from an early age. Luis currently lives in Toluca, Mexico. He studied a diploma in material goods’ restoration. He has a variety of works on different topics which goes from the sacral ambit to the mythological representation. He loves to play with textures and different techniques such as embroidery, digital illustration, etc; his main purpose is to juxtapose them in the same work.
In 2010 he took a course in screen printing, focused basically on products for commercial sale. Those were taken up as a graphic resource along with engraving. In 2013 he was part of a collage course taught by the teacher and artist Samia Ferhani in Xico, Veracruz. In 2017 he enrolled in the “La Tombola” workshop directed by Dr. Alejandro Barreto. In the same year, he joined in the collective and traveling exhibition “La Tómbola 10 años del Taller Gráfico” Mexico “Tómbolos 26”. In 2018 franco was picked to join to the “Ex littera Ex Libris Lyuben Karavelov 2018” catalog in the Rousse Bulgaria City. In the same year, he also participated in the “Camino al Mictlán” collective exposition at the Viceregal Museum of Zinancantepec, Mexico. In 2019 he illustrated the cover of the book “Nadie” edited by Mantra editions and “Coranzoncito” edited by Diablura editions of the poet Saul Ordoñez (winner of the Jaime Sabines international poetry award in 2018). In 2019 he was selected to engage in a residence directed by the artist Artemio Rodriguez in the Alfredo Zalce workshop. Finally, he was part of the folder and exhibition called “A ras de Lona, 2da. Caída” with the theme of Mexican wrestling with other engravers in Mexico, City.

José Luis Franco Lozada (Luis Franco) nació en Xico Veracruz. México. Manifestó desde joven un interés por el arte gráfico. Actualmente radica en Toluca, Estado de México. Y estudió Restauración de Bienes Materiales en el Centro Conservación en la Ciudad de México.

Su obra es variada en temas que pueden ir desde el ámbito sacro hasta la representación mitológica, le gusta jugar con las texturas y las técnicas y trata siempre de yuxtaponerlas en una misma obra.

Es en 2010 cuando tomó un curso de serigrafía enfocada más que nada a la producción de productos para venta comercial, que después retomaría como recurso gráfico en conjunto con el grabado. Fue en el año 2013 cuando fue parte de un diplomado de Colagrafía con la maestra y artista Samia Ferhani en Xico Veracruz.

En 2017 ingresa al taller La Tombola dirigida por el doctor Alejandro Barreto. En ese mismo año participa en la exposición colectiva e itinerante “La Tómbola 10 años del taller gráfico” México “Tómbolos 26”. En 2018 es seleccionado para pertenecer en el Catálogo “Ex Littera Ex libris Lyuben Karavelov 2018” en la ciudad de Rousse Bulgaria. Ese mismo año participó también en la exposición colectiva “Camino al Mictlan” en el Museo Virreinal de Zinancantepec, Estado de México. En 2019 ilustra las portadas de los libros “Nadie” Editado por Mantra Ediciones y “Corazoncito” Editado por Diablura Ediciones del poeta Saúl Ordoñez (ganador del Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2018). En el año 2019 fue seleccionado para participar en una residencia dirigida por el artista Artemio   Rodriguez en la Casa Taller Alfredo Zalce. Fue parte de la carpeta y exposición llamada “A ras de Suelo, 2da caída” con tema de la Lucha Libre mexicana en la Ciudad de México junto a otros grabadores.

 
 
 

Una de las versiones relacionadas con el mito del Tlacuache narra qué un día lejano  el fuego se desprendió de una gran estrella y así cayo y cayo hasta caer en la tierra. Su presencia un gran incendio provoco. Cuando el humo fue observado por los gigantes de la montaña se acercaron y contemplaron su resplandor y sintieron su calor. El incendio se estaba sofocando así lo resguardaron y no lo dejaron extinguirse. Notaron que aquel fuego estaba hambriento por el viaje y necesitaba materia para vivir. Entre los antiguos gigantes organizaron grupos para alimentarlo. Unos Cortaron árboles, plantas, otros cazaron animales y otros colectaban  todo lo que estaba su alcance para apaciguar el hambre del fuego.
Celosos de su tesoro uno de los grupos se nombraron guerreros para protejerlo. El grupo fue encabezado por un gran jaguar que devoraba a los hombres que  intentaban robarlo. El tlacuache observaba de lejos con interes. Y una noche decidió hacercarse al campamento de los antiguos y poco a poco se aproximo a la hoguera, diciendo que su camino había sido largo estaba cansado y que tenía frio. Cuando los gigantes dormían. El tlacuache con su cola tomó una brasa y salió corriendo con el fuego sostenido en su cola. Al llegar al pueblo más cercano le regaló a los hombres aquella braza con la que empezaron un fuego nuevo.  Se dice que desde entonces los tlacuaches andan con la cola sin pelo. Pues se les quemo cuando robaron aquella braza del fuego.

Mito del Tlacuache Danzas Mexicanas